Breve liderazgo de París en el mercado de arte europeo golpeado por el Covid-19

 

Publicado el mayo 17, 2020

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Confirmando nuestro anticipo de hace unos meses, cuando señalamos a París como el presunto nuevo líder del mercado europeo a partir de la decisión del Reino Unido de implementar su salida de la Comunidad Europea, esa ciudad estaba experimentando el renacimiento del mercado de arte con un importante crecimiento previo a la pandemia. Como referencia tan sólo el mercado de subastas creció el 49% dada la reacción de los coleccionistas, que decidieron consignar sus obras a este país dadas las inquietudes que generaba el Brexit. Su ubicación central, sumada a su experiencia tradicional, la convierte en uno de sus mayores activos en su lucha por la primacía en el mercado europeo.

La aparición del Coronavirus interrumpió esta etapa de crecimiento. Al igual que en todo el mundo el bloqueo de al menos dos meses y las inciertas limitaciones en materia de reuniones y viajes que anticipa el futuro, pueden frustrar y hacer descarrilar la evolución que se venía operando.

Sin embargo, los operadores, especialmente las galerías sobrevivientes, están dispuestas a dar la lucha por mantener sus operaciones a partir del 11 de mayo, limitando la asistencia entre 10 y 20 personas por vez, con mascarillas y cita previa.

Sin embargo. el panorama es doloroso. Según un informe de una institución que agrupa las galerías de arte, un tercio de las mismas podrían verse obligadas a cerrar como consecuencia de la crisis. Se espera que este sector pierda unos 200 millones de dólares de ingresos para el mes de junio.

Como consecuencias de las crisis de los ‘90 y 2008 la recuperación fue muy lenta. Entre 1992 y 1995 cerraron el 46% de las galerías. Hasta las más grandes serán afectadas en esta nueva crisis, cerrando locales, recortando horas y parte de los equipos.

Otra incógnita recae en los clientes, ¿como quedarán sus bolsillos luego de la debacle económica?

Un gran reclamo de todo el sector cultural -que emplea a 1,3 millones de personas-   acusando al gobierno de la falta de apoyo a las industrias del arte y los trabajadores culturales franceses. A este reclamo respondió el presidente Emmanuel Macron con un mensaje que fue calificado como de un alto contenido de vaguedad.

Está previsto que se destinen 22 millones de euros a las actividades culturales. de los cuales 2 millones serán exclusivamente para las artes. También está prevista una participación en los 7 mil millones destinados a pequeñas empresas y trabajadores independientes.