Buen arranque de Galería Roca en su primer remate de 2015

 

Publicado el marzo 23, 2015

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

RC1503095Una respuesta positiva dieron los compradores a la subasta inicial de arte de la temporada realizada por Galería Roca el jueves pasado. Es importante destacar el interés general y expectativas que giraban alrededor del resultado de este primer remate bajo las nuevas disposiciones de la AFIP que rigen los remates en la actualidad.
Las necesidades financieras de poner en movimiento la rueda de las ventas, luego de un impase de tres meses con los costos fijos presionando sobre las empresas, determinan que ya se estén anunciando una seguidilla de subastas que inicia Arroyo el lunes 30 (ver detalle), seguido por Martín Sarachaga el día siguiente y en preparación Naón y Sarchaga en abril.
Esto no quiere decir que se hayan acabado los conflictos que generó la nueva reglamentación y por los cuales existen gestiones que buscan su adecuación a las realidades del mercado, especialmente el ridículo monto de 10.000 pesos por operación que debe ser informado a las autoridades. Mientras esta y otras gestiones se desarrollan, frente al incomprensible lanzamiento de estos burocráticos requisitos que a un mes de su implementación ya son eliminados, en el caso de las galerías a partir de julio y de las rematadoras en 2016 como consecuencia del régimen de facturación electrónica. Un detalle que todavía los funcionarios no han logrado aclarar en forma contundente es el por qué de la discriminación metodológica que se le aplica a una misma obra según la el mecanismo que se aplique para su venta, galería o subasta.
Volviendo al punto inicial, la venta de Roca, de su catálogo exploratorio de 107 lotes logró vender un 50%, rendimiento nada despreciable dada la indecisión de algunos clientes habituales que prefirieron esperar para ver la nueva operatoria.
La puja más importante se desarrolló alrededor de un óleo sobre hardboard de 75×96 cm realizado en una época temprana , 1949, de Bruno Venier. «La copa azul» partiendo de una base de 18.000 pesos clavó el martillo en 58.250.
Otro lote que despertó el interés de varios interesados fue una clásica maternidad del maestro Juan Carlos Castagnino con su eximio manejo de la técnica del pastel. En un gran tamaño de papel, 101×72 cm, partiendo de 25.000 llegó, luego de varias ofertas, a los 37.000 pesos.
También buen interés sobre uno de los clásicos personajes de circo de Enrique de Larrañaga. Su óleo sobre tela, «Payaso leyendo», de 100×70 cm, también fuertemente ofertado, de los 18.000 iniciales se pagó 27.500 pesos.