Buenas pinturas regadas por buenos vinos en Quiroga-Zárate

 

Publicado el marzo 18, 2013

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

QZ1303073Como en otras oportunidades Quiroga-Zárate ha preparado una sorpresa para su próxima subasta del martes 26 de marzo: la inclusión entre los 105 lotes del catálogo de 26 dedicados a una selección de vinos de alta gama, que totalizan bases por 1,8 millones de pesos.
En materia de pintura ofrece varias piezas de colección. El conjunto está encabezado por un clásico de Luis Tomasello, uno de sus relieves construidos en madera y acrílico correspondiente a su serie «Atmosphere chomoplastique 921», de 39x39x9 cm. Su base arranca en los 300.000 pesos.
Una imagen poco frecuente, con profundo clima dramático, es la témpera de gran tamaño -110×74 cm- «Mujer de la vida» pintada por Antonio Berni en 1961 que cotizará a partir de los 135.000 pesos.
petrusLa novedad es que el tercer puesto en el ranking es ocupado por una pieza que escapa a las artes plásticas, pero no por ello deja de ser una obra de arte en el mercado vitivinícola. Se trata nada menos que una botella del afamado vino tinto Petrus, vintage de 1982. Esta marca es uno de los primeros Grand Crus provenientes de la región de Pomerol, integrante de Burdeos, que da lugar a su denominación. La importancia de esta botella está dada por su cotización de base: 118.000 pesos. Con valores mucho menores (pero no en calidad) otros clásicos franceses como el Lafitte Rothschild, Margaux, Latour, d’Yquem, entre otros.
La trilogía de plástica la completa un acrílico de Alejandro Puente, «Mahuida» de 107×138 cm, pintado en 1994, que cotiza 82.000 pesos.