Como afectará la pandemia el futuro de las operaciones en el mercado de arte internacional

 

Publicado el julio 19, 2020

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

En el momento que los líderes de las subastas internacionales anuncian sus primeros  remates presenciales (con característica híbrida ya que contempla también su participación virtual), como Sotheby´s, el próximo 28 de julio en Londres, ofreciendo obras de la envergadura de un autorretrato de Rembrandt, estimado en 15 millones de dólares, o el “Retrato de John Edward” de Francis Bacon en 15 millones y un monumental paisaje de cuatro metros “Nube”, pintado por Gerhard Richter con estimación de 11 millones. A esto se suma entre otras la oferta de 17 obras de la colección (de 15.000 obras) de la compañía aérea Britush Airways por las que se espera superar el millón de dólares, una gota de agua en las pérdidas multimillonarias de la empresa en los últimos meses.

Será interesante comprobar si dentro de las modalidades de subastas futuras se continuará con los sistemas tradicionales –al menos para los remates top- coexistentes con las plataformas híbridas, y las exclusivamente online, de menor costo pero de ingresos menores.

Un balance de lo ocurrido con las subastas híbridas, que tanto Christie´s como Sotheby´s sacaron de la galera para mitigar la merma de ingresos que operaron en las primeros meses, haciendo peligrar el balance de las ventas de primavera boreal, surge de los siguientes datos.

Pese a que la recaudación de las tres rematadoras más importantes (incluyendo a Phillips) generaron un ingreso combinado de 825 millones, que mostró una caída del 50% de los 1,7 mil millones recaudados en mayo de 2019

A la cabeza de la recaudación se colocó Christie’s con su maratónica subasta “One” de cuatro horas y cuatro ciudades en vivo que le permitió ingresos por 421 millones superando el estimado mínimo, pero lejos de los 938 millones de mayo de 2019.

En segundo lugar con 353 millones para su venta nocturna en tres partes (que incluyó arte impresionista y latinoamericano)  pero que también registró una caída del 50% respecto al año pasado. Para Phillips, la caída fue mayor 60%, con los magros 42 millones obtenidos.

Cabe destacar que todas estas cifras representan totales brutos y no tienen en cuenta ningún acuerdo de financiación, garantías de terceros u otros arreglos que las casas de subastas a menudo utilizan para asegurar material de alto perfil y que a veces caen en sus márgenes de beneficio.