Confirmado: Tarsila do Amaral la pintura brasilera más cara, 11 millones de dólares

 

Publicado el diciembre 20, 2020

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Como adelantáramos la semana pasada, “A caipirinha”  (pequeña campesina, traducción no alcoholica del diccionario), óleo sobre tela de 50×81 cm, pintado en 1923, fue vendido en Bolsa de Arte en 57,5 millones de reales (equivalentes a 11,3 millones de dólares).

La venta que se inició a partir de una base de 47 millones de reales (9,2 millones de dólares) demandó unos 15 minutos gracias a las 17 ofertas que marcaron la puja. La última, de más de 11 millones de dólares, recayó sobre un coleccionista brasilero cuya identidad se mantiene en reserva hasta el momento.

Esta pieza es considerada el puntapié inicial al modernismo establecida por Tarsila, en ese momento residiendo en Francia. Proveniente de una rica familia de hacendados, la artista describe su pintura como “ella de niña jugando en Sao Bernardo con una muñeca hecha de hojas”.  En ella la pintora reivindica los colores y paisajes de su país natal, con un fondo rural con una composición geométrica que algunos expertos definieron como “utopía de la brasilidad tropical”.

La pintura salió a la venta gracias a una acción judicial, en que la embargó entre otros bienes, las propiedades del empresario Salim Taufic Schahin, acusado de actos de corrupción en la investigación del Lava Jato, y que se vio forzado a venderla a raíz de una demanda colectiva por no pagar sus millonarias deudas.

El monto de lo obtenido por la venta quedará en depósito judicial debido a una acción cautelar realizada por el propietario en que aduce haber donado esa obra hace años a uno de sus hijos.