Consecuencias del Covid-19 sobre el mercado de arte

 

Publicado el marzo 22, 2020

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Los resultados económicos de la pandemia del coronavirus sobre la actividad económica de la comercialización de obras de arte en todo el mundo son impredecibles. Especialmente por no poder determinarse la duración de sus efectos sobre la población en general.

En esta oportunidad el fenómeno no hace distinción entre los países desarrollados y los demás. Los cambios de planes de los operadores quedan reflejados por la suspensión de exhibiciones planificadas con años de anticipación o, lo más evidente, el desplazamiento de fechas de las principales subastadoras, muchas de las cuales están mudando fechas tradicionalmente de las más importantes de la temporada, como el conjunto de remates de las principales escuelas que se celebran en mayo a fechas que rondan los meses de junio y julio.

Ya en la Argentina se están evidenciando sus efectos, que se suman a la crisis económica que ya se opera en el país desde hace años. La cancelación de subastas, como las anunciadas por el momento por el Banco Ciudad e Hilario y la oferta de las subastas realizadas en marzo con ausencias significativas de obras de importancia, nos muestran un panorama futuro poco auspiciante.

Especialmente que impacta sobre las empresas y galerías en un momento que salen del letargo estival en el que la sumatoria de los costos fijos acumulados, sin ingresos plantean una situación difícil de enfrentar. Si a esto le sumamos la indefinida cotización del dólar que se aplicará a las ventas en esa moneda, complica aún más el panorama. Si se lo hace aplicando el precio oficial, produce un débil incentivo para que los remitentes ofrezcan obras e importancia. La utilización de cotizaciones realistas que se asemejen al valor real que pueden obtener los vendedores, puede desalentar al sector comprador. Un dilema que debe ser claramente definido a la hora de realizar las consignaciones y facturación en pesos, aún cuando estas últimas no existan.

La actual e imprescindible disposición de cuarentena que restringe la circulación de las personas y al cierre de actividades no imprescindibles, agrega un componente más a la retracción comercial. Todo esto sin ponderar la retracción que sufrirá la economía general, que influirá sobre la capacidad de compra de grandes sectores y actividades de nuestro país.

Por todo ello es imprescindible conocer como se aplicarán en este sector las medidas de apoyo económico instrumentadas por el gobierno para ayudar a paliar la grave situación por la que atravesará el sector y las actividades de servicios involucrados.