Contradictoria danza de millones en la cúpula de Sothebys

 

Publicado el marzo 30, 2015

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

pesosCuando el experimentado financista Dan Loeb ganó la batalla por el control de Sotheby’s, uno de sus argumentos fue que William Ruprech -entonces CEO de la subastadora- ganaba demasiado y no se correspondía con su política de reducir gastos, decidió contratar a Tad Smith con una remuneración de un millón de dólares más de los que recibía su antecesor.
Tad Smith, popular conductor de empresas con gran experiencia en marketing y el manejo de productos y marcas de lujo -su ocupación anterior fue el de CEO del Madison Square Garden- recibirá como incentivo para dejar el importante ingreso que obtenía, un pago anual de 7,2 millones de dólares. (Ruprech recibió 6 millones en 2013).
Ese paquete está compuesto por 1,4 millones de salario base, más una bonificación anual de 200% del salario, unos 2,8 millones además de otros valores como premio que redondean otros 3 millones.
También recibirá otros incentivos, como concederle 158.000 acciones de Sothebys por un valor de 6,4 millones además de un monto adicional de 4 millones en acciones y otros 14 millones si las acciones cumplen con ciertos objetivos previstos.
Frente a un presupuesto tan importante por captar a un funcionario de primer nivel, especializado en posicionar la marca de las empresas que ha dirigido, muchos se preguntan si esta estrategia de contratar a una persona sin conocimiento del mercado de arte, servirá para cambiar tan rotundamente la estrategia de una de las subastadoras líderes, que ha mantenido su status desde 1744.
El tema será determinar si los clientes tradicionales de Sothebys acompañarán este nuevo estilo de negocios, no hay que olvidar que el cliente no es comprador de una marca sino que adquiere en cualquier lugar que le ofrezcan lo que busca..