¿Cuanto pagaría por los “cadáveres” de tres cucarachas muertas que comieron polvo lunar?

 

Publicado el julio 3, 2022

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Parece mentira que haya personas capaces de invertir una suma importante por el polvo digerido por tres dictioópteros, más conocidos como cucarachas, que se ofrecieron en subasta en mayo pasado por RR Auction en Cambridge, Massachusetts.

Iniciada la subasta de este lote, las ofertas llegaron a alcanzar los 40.000 dólares, aunque los organizadores consideraron que podía haber obtenido un precio mucho mayor si no hubieran intervenido representantes de la NASA para detener la venta.

El argumento exhibido por los funcionarios de la agencia espacial fue que dichos insectos formaron parte de un experimento realizado en 1960 para observar los efectos del polvo lunar en la vida terrestre.

La agencia no supo explicar como se produjo la ausencia de estos especímenes ya que ha perdido una “cantidad significativa” de su propiedad debido a su “falta de procedimientos adecuados”, dijo la auditoría. Descubrió que si bien la NASA había realizado mejoras en las últimas seis décadas, la recuperación de propiedades a menudo había sido difícil para la agencia debido a su renuencia a afirmar la propiedad y la gestión inadecuada de los registros.
Debido al mal mantenimiento de registros de la NASA, la agencia perdió la posesión de una bolsa que el astronauta Neil Armstrong había usado para recolectar muestras de rocas lunares, encontró la auditoría. La pequeña bolsa blanca se vendió en una subasta de Sotheby’s por 1,8 millones de dólares en 2017. Hace unos años, un informante vio un prototipo de un vehículo itinerante lunar en un barrio residencial de Alabama. El dueño de un depósito de chatarra terminó vendiéndolo en una subasta por un monto no revelado.

Tal vez la compra de este vehículo puede ser atractivo para un coleccionista de automóviles, pero qué coleccionista apostaría decenas de miles de dólares para comprar estas cucarachas. La casa de subastas se negó a informar el nombre del posible comprador.