Cuidado al comprar alguna escultura de Rodin

 

Publicado el diciembre 8, 2014

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

rodinLa Corte francesa, a través del Tribunal penal de París, acaba de declarar que no tiene jurisdicción sobre el caso de falsificación de obras de Auguste Rodin, por haberse realizado en el extranjero.
Lo único que señalan los tribunales es su impedimento para actuar en el caso, pero de ninguna manera niega la existencia del acto delictivo. Este fallo ha vuelto a poner en el tapete lo que se conoce como la mayor falsificación de yesos y bronces del maestro francés que involucra unas 1.700 obras por un monto de 40 millones de euros.
El ilícito proviene de la reproducción de las piezas -provenientes de ejemplares originales- sin la autorización del Museo Rodin del estado francés, que posee los derechos sobre la obra del escultor.
Estos originales -«plástres d’atelier»- fueron adquiridos por una empresa, Gruppo Mundiales, por seis millones de dólares en los años 1980 y 1990 y comenzaron a reproducirse inicialmente con conocimiento del Museo, hasta que la relación se quebró.
Las ediciones que deberían ser clasificadas como copias corresponden a la imagen de las famosas obras: «El beso», el «Pensador» y «Mano de Dios». Estas y otras obras originales existen en nuestro país.