Difícil de cuantificar el perjuicio que sufrirá el mercado de arte luego de la pandemia

 

Publicado el junio 7, 2020

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Son varias la mediciones que se están realizando en Europa para cuantificar las cuantiosas pérdidas que sufrirá el mercado de arte como consecuencia del Covid-19 y el tiempo que requerirá su recuperación.

En la Argentina ni siquiera se ha podido medir el daño causado por la pandemia. El hecho de haberse declarado en el momento en que debía comenzar la actividad comercial, luego de tres meses de la histórica pausa estival, hace aún más profundo el daño provocado, a lo que se suma la incertidumbre de cuando se podrá operar con una cierta normalidad. La apertura de las galerías no es suficiente para reactivar, aunque sea incipientemente, el mercado local con la ausencia de subastas y ferias.

El caso que comentamos de Uruguay, ya en camino de una cierta normalidad, sirve de estímulo como para pensar en cuál puede  ser el panorama pospandemia, siempre y cuando las autoridades decidan establecer protocolos que liberen retomar las actividades. La incógnita no puede establecerse en el comportamiento de los consumidores de arte dada la difícil situación económica derivada de las graves crisis que se han conjugado sobre nuestro país.

Además de estos efectos comerciales, tampoco es posible determinar el grado de apoyo que puede recibir el sector cultural y particularmente los artistas plásticos, en la mayoría de los casos sin recursos para sobrellevar estos meses de inactividad con la consiguiente pérdida de ingresos o de fuentes de trabajo.

Una idea de cómo la epidemia ha afectado a países con un alto grado de desarrollo surge de los estudios mencionados. Sin tener en cuenta las pérdidas por los cierres de museos, el mercado mundial para el sector registró una caída del 76% en marzo de 2020. Las ventas totalizaron 227 millones en comparación con los 939 en el mismo período de 2019. Otro elemento que surge de las estadísticas es que, lógicamente, los propietarios de obras importantes prefieren esperar para ofrecerlas a la venta a la finalización de la crisis. Esto se ve reflejado en el valor promedio de las ventas de ese mes. En 2020 fue de 11.000 dólares contra los 30.000 registrados en marzo de 2019.

Otro dato recogido es la medición de las ventas en subastas del primer trimestre. Computando solamente las operaciones de Christies’s, Sotheby´s y Phillips, la encuesta muestra una caída del 40% de los ingresos totales: 1,4 mil millones en 2019 frente a 800 millones en igual período de 2020. Una aclaración a ser tenida en cuenta es que la disminución de ingresos ya se estaba registran antes de la pandemia. Tampoco las ventas online lograron compensar lo resultados que las empresas obtienen en sus ventas presenciales.