Dos visiones para la censura para la obra de Coubet y Maplethorpe

 

Publicado el septiembre 30, 2018

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Demandó 130 años que la obra “El origen del mundo”, pintada en 1866 por Gustave Courbet, saliera del ostracismo de su exhibición para arribar finalmente en 1995 a una de las salas del Museo de Orsay, en París.

Este hecho es acompañado por el resultado de una investigación que permitió desentrañar el misterio que acompañó a la pintura. ¿Quién fue la modelo que posó para el artista? Después de más de un siglo en que se supusiera que la modelo fue una de las amantes de Coubet, Joanna Hiffernan, curiosamente a su vez con la misma relación con quien le encargara la pintura, pero que por ser pelirroja no coincidía con el color del vello púbico de la obra.

A raiz de una carta de Alexandre Dumas a George Sand surgió el nombre de la bailarina de la Opera Constance Quéniaux, de 34 años, que se retiró de la actuación en el momento que se pintó la obra.

Seguramente el pensamiento de la época respecto a las exhibiciones de organos sexuales podía haber justificado el ocultamiento que acompañó a “El orígen de la vida”.

Lo que seguramente no justifica en nuestro tiempo los actos de censura que periódicamente acompañaron a la obra de Robert Mapplethorpe. Un nuevo caso se acaba de producir en Portugal por la decisión de la Fundación Serralves de contrariar el trabajo curatorial de la muestra, inaugurada la semana pasada, de eliminar 20 de las 179 obras seleccionadas y establecer dos salas con restricciones de ingreso por edad.

No se comprende la ignorancia de los directivos de esta Fundación respecto a la obra de Mapplethorpe, de modo de planear una muestra de sus fotografías para luego reflexionar sobre la conveniencia de exponerla y actuar con una retrógrada política de censura.

Esto recuerda la “Guerra Cultural” que se vivió en Estados Unidos en las décadas de los 80 y 90, bajo la influencia de políticos conservadores que pedían el fin de la financiación pública al arte que fueran una amenaza para la “moralidad” y la “decencia”.

Contrariamente a esta posición su obra fue exhibida en el Paul Getty Museum y en el LACMA (Los Angeles County Museum of Art). Por supuesto que esto motivó la renuncia del curador que había sido designado director artístico ocho meses antes.