El duelo de las camisetas: una de Michael Jordan superó a la de Maradona

 

Publicado el septiembre 18, 2022

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Evidentemente en el mercado de las subastas circula mucho dinero. Una prueba de ello es que en poco tiempo, en el ámbito de la memorabilia deportiva rápidamente se superan los récords que parecen imbatibles.

En apenas unos seis meses, son los 9 millones pagados por la camiseta que vistió Diego Maradona en el famoso partido del mundial contra los ingleses, donde “apareció” la mano de Dios que la catapultó a la fama que justificó que se transformara en el objeto deportivo más caro de la historia. Mediante este precio, Diego prácticamente duplicó el record anterior obtenido por el beisbolista norteamericano Babe Ruth, que se vendió en unos 5 millones de dólares en 2019.

Pero como mencionáramos, la abundancia de dinero en algunas manos permite que se alcancen valores superlativos que en poco tiempo derriben récords anteriores. Este es el caso de la camiseta de los Bulls que lució el famoso basquebolista Michael Jordan en la final de la NBA de 1998 y que recibió el nombre de “Ultimo baile”.

Los 10,1 millones obtenidos, después de una dura puja que partió de un estimado de cinco millones de dólares, la transformó en el “top price” para un “recuerdo” deportivo que haya sido lucido en algún juego.

Este resultado llega a medida que los precios de los coleccionables raros continúan subiendo. A fines de agosto, una de las famosas tarjetas de béisbol en este caso de Mickey Mantle estableció un nuevo récord para la pieza más cara de cualquier tipo de recuerdo deportivo jamás vendida en una subasta, alcanzando $12,6 millones.