¿“El grito” de Munch, puede ser acallado por el aliento humano?

 

Publicado el mayo 24, 2020

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Los científicos afirman que la pintura de Edward Munch “El grito”, se está desvaneciendo debido al aliento humano. El cierre de la mayoría de los museos mundiales puede imponer una distancia social con las obras, que resulta muy necesaria.

A diferencia de otras variantes que afectan la integridad, particularmente de las pinturas (malas condiciones de luz o una exposición inadecuada) esta obra pintada en 1910 se ve afectada por la respiración de los espectadores de la pintura.

Una de las explicaciones científicas para el fenómeno que surgió de la investigación con rayos X y otras técnicas, fue la utilización por parte del artista de haber usado accidentalmente una pintura en base a un pigmento impuro amarillo en base a cadmio. Como resultado de ello, el amarillo brillante que usó para el fondo del atardecer y el área del cuello del protagonista se ha degradado a un tono de color blanquecino y la gruesa capa amarilla para el lago sobre la cabeza del personaje gritón, se está desprendiendo.

Según la opinión de uno de los científicos: «Cuando las personas respiran producen humedad y exudan cloruros, por lo que, en general, con las pinturas no es demasiado bueno estar demasiado cerca del aliento de todos los transeúntes».

Este hecho nos trae a la memoria los cambios tonales de los amarillos en la pinturas de Vincent van Gogh.