El MGM Bellagio, en Las Vegas, se desprendió de 11 obras de Pablo Picasso por 108 millones de dólares

 

Publicado el noviembre 7, 2021

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

De esta manera, y en sólo 45 minutos, el popular hotel casino se desprendió de 11 obras del Picasso por una valor que superó la estimación más alta para el conjunto que estableció Sotheby’s para la subasta.

Un punto característico de las obras es que estuvieron exhibidas en las paredes del hotel durante unas dos décadas, de las cuales cinco formaron parte de la ambientación del restaurante del casino. Esta son sólo una parte de la colección que el propietario y coleccionista anterior del Bellagio, Steve Wynn, acumuló durante años y que forma parte del patrimonio del hotel, hasta que fuera vendido en 2000 a la franquicia MGM.

La venta fue parte de un movimiento por parte de MGM para reestructurar su colección de arte de cara al público y centrarse en presentar obras de artistas más diversos, según Ari Kastrati, director de hospitalidad de MGM Resorts. El restaurante mantendrá a la vista otras 12 obras de Picasso.

La obra que obtuvo el precio más alto fue el retrato de 1938 “Femme au Béret Rouge-Orange”, que representa a la musa de Picasso Marie-Thérèse Walter. Cuatro postores lucharon por el trabajo concretando una oferta final de $ 40,5 millones. El precio de remate estuvo muy por encima de la estimación previa a la venta de 30 millones de dólares. La misma obra, hace más de 30 años, fue vendida en una subasta por $ 880.000; Wynn la compró una década después.

Un retrato vibrante a gran escala de “Homme et Enfant” (1969) se vendió por 24,4 millones de dólares. Otro artículo caro que salió a la venta fue “Buste d’Homme” (1969), que se había exhibido durante mucho tiempo sobre la barra del Picasso. Su precio de venta fue de $ 9.5 millones, martillado por debajo de su estimación de $ 10 millones. Una de las dos naturalezas muertas que se ofrecieron, “Nature morte au panier de fruits et aux fleurs” (1942), superaron su estimación alta de 15 millones de dólares, vendiéndose por 16,6 millones de dólares.

Otra de las obras más pequeñas, pintada sobre cerámica, tuvo uno de los períodos de puja más largos de la noche. “Le Dejeuner sur l’herbe” (1962), con cuatro desnudos en tonos amarillos y azules, toma como inspiración una obra de Manet del mismo título. Se vendió por 2,1 millones de dólares, más de cuatro veces su estimación alta de 500.000 dólares. Un dibujo a tinta de un payaso de 1917 titulado “Pierrot”,  fue pagado 4,4 millones de dólares, frente a una estimación de 2,5 millones de dólares.