El precio de las vestimentas olímpicas

 

Publicado el agosto 13, 2012

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

zapatillasAdemás del valor que representan las hazañas deportivas de los Juegos Olímpicos que hasta el domingo 12 mantuvieron el interés planetario con los récords de los atletas participantes y de los miles de personas que acudieron a todos los estadios y espacios de las competencias pese a la típica lluvia londinense, otro tipo de interés parecen despertar los objetos pertenecientes a los obstinados deportistas que ponen el alma y vida en superar sus propias marcas y las de sus circunstanciales adversarios.
Si se trata de un ganador de medallas de oro, como es el caso del jamaiquino Usain Boldt, se justifica que muchos aficionados y coleccionistas deseen poseer sus apreciadas botas de corredor, tal vez imaginando que esas piezas puedan transmitirles la velocidad necesaria para tener éxito en sus respectivas actividades.
Lo cierto es que a fines de julio se organizó en Birmingham, Inglaterra, una subasta a beneficio donde se ofrecieron un par de botas profesionales del ganador de dos medallas de oro en los 100 y 200 metros, que fueron rápidamente adquiridas por un valor de 25.000 libras esterlinas.
Al acto asistió todo el equipo de Jamaica invitados a una gala para recaudar fondos destinados a solventar los gastos de un estudiante jamaiquino en la Universidad de Birmingham.
Una estimación muy alejada de las prendas de este deportista singular, es la que se solicita por un blazer que perteneció a la gimnasta Ada Smith, junto con un diploma y una medalla de bronce obtenida en 1928 en los Juegos Olímpicos de Amsterdam, cuando su equipo perdió frente a Holanda e Italia, ganadores del oro y la plata. Era la primera vez que Inglaterra obtenía una medalla en gimnasia femenina, que le permitió a la atleta, de 24 años, llevarse a su casa el blazer con la bandera bordada, además de su medalla. La venta de estas antiguas piezas olímpicas se realizará en Chelsea, con una estimación de 300-500 libras esterlinas, a gran distancia de los precios de la ropa de los héroes actuales.