El show de Bansky sigue captando la publicidad de los medios internacionales

 

Publicado el octubre 14, 2018

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

La perfomance ideada por Bansky ha logrado plenamente sus objetivos. Desde la confirmación de la compra por parte de la coleccionista europea que ofertó 1,4 millones de dólares (partiendo de un estimado de 200.000 libras) en la sala de Sotheby´s en Londres y el elocuente cambio de título de “Girl with Ballon” a “Love is in the Bin” (de “Chica con un globo” a “El amor está en la papelera o el recipiente”, refiriéndose al marco de la obra).

Son muchos los medios que coinciden con la interpretación que Trastiendaplus publicara la semana pasada respecto a que el show fue montado posiblemente con la connivencia de la misma subastadora. Curiosamente, esta obra estuvo ubicada en la última posición –lote 67- de la venta de la noche. Además es sorprendente que a Sotheby’s no le haya llamado la atención el marco, especialmente su peso.

Son muchos los elementos que apoyan la versión de esta burla al mercado.

Dificilmente la batería que debió operar el mecanismo de la “trituradora” permaneció activa 12 años (fue instalada en 2006 junto con el resto del dispositivo).

Muchos son los observadores que señalaron la falta de sincronización entre la imagen triturada y la obra que desciende dentro del marco. La curvatura inferior de la imagen cortada sugiere que esta ya estaba enrollada en el interior del marco al  tiempo que el original sufria un proceso inverso ocultándose en el interior del mismo.

Son muchos los elementos que señalan esta maniobra. Lo que no deja de sorprender es que desde la subastadora a varios opinantes, señalen esta acción como: “No es que Bansky destruyó una obra de arte en la subasta, sino que él creo una”.

Lo que tampoco deja de llamar la atención es sostener el crecimiento del valor de esta “nueva obra”.