En medio de la miseria expuesta por el coronavirus un rico personaje encarga una mascarilla facial con diamantes por 1,5 millones de dólares

 

Publicado el agosto 23, 2020

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Como dice el dicho “Uno con su plata hace lo que quiere”, pero que sanción social e impositiva merece un individuo que utiliza su fortuna para mandar confeccionar un barbijo de oro 18 ktes, tachonado de brillantes con un costo de 1,5 millones de dólares.

Este insensible multimillonario, coleccionista de arte y residente en Shanghai, encargó a la joyería Yvel de Israel construir la “máscara más cara del mundo”.

En la elaboración de la máscara, en la que actualmente están trabajando 25 joyeros de Yvel en Israel, está construida con 250 gramos de oro, cuenta con 3.600 diamantes blancos y negros y posee un filtro N99 para la respiración. Se espera que se entregue a finales de este año.

Tal vez un factor de riesgo es que el plazo de entrega puede ser superior a la posibilidad de contagio que pueda derivar en un final que no pueda reparar su fortuna.