Excelente resultado de la venta de arte moderno y contemporáneo de Castells y buena presencia argentina

 

Publicado el enero 13, 2019

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

La subasta de Arte Moderno y Contemporáneo que Castells realiza tradicionalmente en enero en Punta del Este le permitió, además de una alta efectividad, una muy buena facturación. También la participación de obra de artistas argentinos, pese a la merma de turistas de ese lado del Río de la Plata y el impacto de la devaluación del dólar, resultó altamente positiva.

Entre la obra de artistas uruguayos sobresalió la venta y reconocimiento para un óleo de gran tamaño, 146×57 cm. realizado por José Cúneo Perinetti en 1957, “Ovalos” luego de una intensa puja fue pagado 72.000 dólares.

Le siguió otro clásico, de importante crecimiento en su cotización en los últimos años, representado por un cuadro de María Freire, “Córdoba”, pintado en acrílico en 1971, sobre una tela de 150×100 cm, que se pagó 60.000 dólares.

Una obra de Manuel Espinosa ocupó el cuarto lugar en la escala de precios recaudados en la subasta, 26.500 dólares, que alcanzó esta oferta final después de crecer desde una base de 5.000, marcando la puja más ardiente de la noche, según se ve en “AARN”, ejecutado en 1974 en una tela de 60×60 cm.

En el cuadro se encuentra el detalle de los resultados de la obra de origen local e ingresando bajo la pestaña de subastas de Trastiendaplus un panorama completo de la subasta.

Esta buena presencia del arte argentino se vio complementada por la instalación de una  de las esferas de acrílico de 4,5 metros de diámetro e integrada por unas 3000 piezas, en este caso color naranja, que creara Julio Le Parc y que adquiriera la Fundación Atchugarri para integrar a su idea del museo latinoamericano (en Manantiales) que ya cuenta con obra de Gyula Kosice, Enio Iommi, Alicia Penalba y el uruguayo Octavio Podestá, entre muchos otros.