Guión cinematográfico para el robo de importantes obras de una colección brasilera

 

Publicado el agosto 14, 2022

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Gran repercusión en nuestro país de este delito, debido a que involucró a Eduardo Costantini por la adquisición de buena fe de algunas de las pinturas destinadas al MALBA.

Pero lo que más llama la atención, aunque con una operativa diferente, en la Argentina se vivió una situación similar, donde hijas descendientes de una madre multimillonaria, artista, coleccionista y dueña de un muy importante laboratorio de productos medicinales fue internada por loca, hasta que logró liberarse de esa situación.

La coincidencia se da en ambos casos por la acción de hijas que no quieren esperar para obtener por derecho sucesorio los bienes que ambicionan.

En el caso brasilero, la utilización de un falso manosanta del Candomblé para influenciar a la viuda de un importante comerciante y coleccionista de obras de arte, para ir despojándola mediante engaños de destacadas pinturas.

Una idea de la magnitud del patrimonio en juego surge tan sólo del valor de dos pinturas de Tarsila do Amaral, secuestradas por la policía debajo de una cama en Río de Janeiro, donde una sola “Sol poente” fue valuada en 50.000 dólares. El total del botín total de obras incautadas se estima que tienen un valor de 709 millones de reales (139 millones de dólares) e incluye piezas de Alberto Guignard, Rubens Gerchman, Di Cavalcanti, Antônio Dias, Cícero Dia, Emeric Marcier, Michel Macreau, Alberto Guignard, llya Glazunov, Cícero Dias , Kao Chien-Fu y Kao Chi-Feng.

La víctima, Geneviève Rose Marie Coll Boghici, es la viuda del famoso marchante Jean Boghici, quien fundó una de las primeras galerías de arte en Río de Janeiro en 1961. Al parecer, fue atacada, privada de alimentos y amenazada con un cuchillo cuando descubrió que el plan había sido orquestado por su hija, Sabine Boghici, quien había intentado vender algunas de las obras a una galería con sede en São Paulo.

La hija de la víctima y tres sospechosos han sido detenidos por peculado, extorsión, detención ilegal y asociación para delinquir, y se han dictado órdenes de captura contra otras dos personas. También se robaron varias piezas de joyería, incluidos tres relojes Rolex valorados en alrededor de 6 millones de reales (1,2 millones de dólares), además de dinero en efectivo.