Imperiale en Sarachaga: la Boca en su mayor esplendor

 

Publicado el julio 15, 2018

Escrito por Sonia Decker

Foto autor

Osvaldo Imperiale nace en Buenos Aires en 1913 y muere en la misma ciudad en 1977, el mismo año que Quinquela Martín.
Si bien fue un pintor autodidacta, es innegable la influencia que el Maestro boquense tuvo en su concepción estética. Este artista, reconocido por el público y por el mercado desde no hace demasiado tiempo, viajó por diversos países exponiendo sus obras y se presentó en dos oportunidades en el Salón Nacional.
La Casa Saráchaga, en Juncal 1248, ofrecerá en su próxima subasta a realizarse el 7 de agosto, una excepcional obra de Imperiale, de importantes medidas (200×180 cm) titulada “Dia de sol”.
El Riachuelo, tan caro a los porteños y a los integrantes de la Escuela de la Boca, brilla en toda su plenitud en este imponente escenario planteado por el artista, que no duda en presentar la actividad portuaria en su antiguo esplendor. Una proa inmensa se alza potente a la derecha del cuadro, rodeada de pequeñas barcas que no sólo la escoltan sino que le otorgan dinamismo y colorido a la composición, gracias al correcto manejo de las diagonales que fragmentan el espacio. La grúa refuerza la simetría del planteo, rodeada de cables y escaleras, indicadores del intenso trabajo de los estibadores. Los planos que fugan hacia el infinito, llevan la mirada hacia una profundidad azulada donde el cielo se confunde con un Riachuelo ideal y transparente. Todos los elementos están ordenados funcionando en absoluta sintonía con el movimiento que produce el trabajo, símbolo de una Argentina pujante y productiva.
La paleta de intenso colorido pero carente de excesos, se identifica con los colores de la Boca, que nacieron junto a la inmigración y la dotaron de un espíritu que aún perdura a pesar de los cambios que construyeron su historia.
Una luz intensa y uniforme, otorga al conjunto una enorme vitalidad.
Es absolutamente infrecuente, encontrar obras de esta envergadura en la producción de un artista como Imperiale. La escasez y la calidad de este tipo de piezas, son dos motivos más que suficientes para pensar en su adquisición. Su base de 10.000 u$ puede ser el primer paso para meditar sobre ello.