Importante definición de la coleccionista Ella Fontanals-Cisneros: “Pensar en las Américas como una sola cuando se trata de coleccionar”

 

Publicado el octubre 10, 2021

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Ella Fontanals-Cisneros es una ciudadana, filántropa y emprendedora del mundo. Impulsada por una poderosa mezcla de pasión y curiosidad, Cisneros ha tenido un profundo impacto en el mundo del arte contemporáneo y más allá con sus múltiples actividades. Comenzó a comprar obras de artistas latinoamericanos en 1970 y desde entonces ha acumulado una vasta y variada colección. Fundó la Fundación de Arte Cisneros Fontanals ( CIFO ) en 2002 como un medio para fomentar la escena creativa en Miami y apoyar a los artistas latinoamericanos a través de subvenciones, comisiones, exposiciones y publicaciones bilingües.

Ojalá algunos de sus pensamientos se propagaran en el mundo del coleccionismo. A continuación sintetizamos algunos de sus inquietudes:

“Durante unos 15 años, nuestra misión en CIFO fue apoyar a los artistas latinoamericanos, porque quería resaltar mis raíces y tenía tanta confianza en esa escena artística. Sin embargo, ahora siento que todos somos estadounidenses. ¿Por qué América del Norte, del Sur o Central? ¿Por qué tenemos que dividir tanto la región? Hace unos tres o cuatro años decidimos incluir a artistas con antecedentes latinoamericanos que residen en los EE.UU. en el Programa de premios de subvenciones y comisiones de CIFO. Una persona que se va de Colombia, por ejemplo, y se va a vivir a Estados Unidos todavía tiene raíces en América Latina y, por lo tanto, califica para un premio CIFO.” 

“No debemos mirar el mundo del arte en términos de regiones, porque el arte nos une a todos. No importa quién eres, dónde vives o de dónde eres. Tu arte se destaca por sí mismo. Tendemos a dividir regiones debido al deseo humano de sentirnos parte de algo. Es más fácil sentirse parte de un país o región que sentirse parte del mundo.” 

“Comencé ayudando a los artistas y especialmente a los latinoamericanos. Y luego, en 2002, abrí CIFO para agregar estructura a lo que ya había estado haciendo.”

“Antes, solo coleccionaba artistas latinoamericanos. Después de mi descanso de siete años volví a coleccionar a los artistas que conocía. A través de un proceso de probar cosas nuevas, comencé a traer a Miami exposiciones del Centro Pompidou de París, del Reina Sofía de Madrid, lugares con un mayor alcance internacional. Y luego me di cuenta de que mi enfoque para coleccionar arte también debería ser más internacional. A partir de entonces, comencé a investigar diferentes áreas del arte europeo, el arte estadounidense y el arte chino. Fui a China y compré muchas piezas, pero cuando estás tan lejos de una región es difícil estar al tanto de su dinámica interna. Y en China, cada año puedes encontrar miles de nuevos artistas y acontecimientos emocionantes, que pueden ser abrumadores. Viajaba todo el tiempo y comencé a mirar arte en otros lugares, y luego, con la ayuda de Internet, pude volverme completamente global. Internet me dio otra perspectiva del mundo e influyó mucho en lo que estaba tratando de recopilar o por qué lo estaba haciendo.”