Importantes obras latinoamericanas en las ventas de Arte Contemporáneo e Impresionista planeadas para las subastas de la semana del 29 de junio

 

Publicado el mayo 31, 2020

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Originalmente organizadas para el mes de mayo, Sotheby’s ha planeado desplazar las subastas en vivo de arte Contemporáneo e Impresionista para la semana del 29 de junio, a la espera del levantamiento de ciertas restricciones y la confirmación de las autoridades pertinentes de que pueden proceder.

En estas ventas se han incluido 35 obras de arte latinoamericano provenientes de una de las colecciones más distinguidas del arte surrealista y moderno de origen latinoamericano. El conjunto ha sido estimado que logrará recaudar más de 22 millones de dólares. De la colección restan unas 200 obras más que serán incluidas en sucesivos remates de distintas categorías que se realizarán en el otoño y posteriores.

Entre los artistas incluidos se encuentran Wifredo Lam, Remedios Varo, Leonora Carrington y Frida Kahlo. La colección se complementa igualmente con pinturas destacadas de los artistas más consumados de la vanguardia cubana, incluidos Mario Carreño, Cundo Bermúdez, Mariano Rodríguez y René Portocarrero, así como ejemplos icónicos de los mejores artistas modernos de México, incluidos Rufino Tamayo, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros.

Entre las obras más destacadas sobresale una pintura de Wifredo Lam, Omi Obini realizada en 1943, considerad la más importante salida a la venta, que es puesta en el podio con un estimado de 8 a 12 millones de dólares, el estimado previo más alto para una obra del artista. Se considera que esta venta puede superar el récord anterior de Lam concretado en 2017 en París cuando “A trois centimetres de le terre” obtuvo 5,2 millones.

La pintura adquiere particular relevancia por pertenecer al período en que el artista regresó de Europa, al iniciarse la Segunda Guerra Mundial y redescubrir el exuberante paisaje tropical del país junto con su vibrante cultura afrocubana, que llevó a Lam a crear una visión inspirada, sintetizando elementos místicos y orgánicos, todos los cuales se realizan plenamente en “Omi Obini”, coincidendo con “The jungle” de la colección del Museo de Arte de Nueva York.
Entre las artistas surrealistas se incluyen dos óleos de Remedios Varo: “Armonía” de 1956, con estimado de 2 a 3 millones y “Microcosmos” de 1959, de 1,5 a 2 millones y de Leonora Carrington “El martes” de 1946, 700.000 a 900.000 dólares.

De Leonor Fini (nacida en Buenos Aires que desarrolló su carrera en Europa) “Las mujeres en la terraza” de 1938 aspira a una estimación de 400.000 a 600.000 dólares.

De Mario Carreño, “Cortadores de caña” de 1943 con estimado de 1,5 a 2 millones y Rufino Tamayo con “Madre feliz” de 1949, 1,2 a 1,8 millones.

También se incluye una obra clásica de Fernando Botero: “El presidente” con estimado entre 800.000 a 1,2 millones de dólares.