Infartante para el propietario: su jarrón se vendió 50 veces su estimado

 

Publicado el agosto 2, 2020

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

En una subasta de la especialidad Diseño celebrada por Sotheby’s la semana pasada en Nueva York, un pequeño y modesto jarrón puesto a la venta con un estimado de  7.000 dólares, concretó un precio final de 431.250 dólares.

La estresante puja se prolongó durante 40 minutos, fruto de la obstinación de dos compradores dispuestos a poseer la pieza.

No se trató de un jarrón proveniente de alguna dinastía china milenaria sino de una pieza de procedencia norteamericana realizada por la empresa Grueby Faince Company (fundada en 1894), especializada en fabricar jarrones y azulejos en cerámica.

Este jarrón fue producido alrededor de 1900, con plena influencia de la era Arts and Crafts. «El trabajo exhibe una coloración de esmalte muy inusual y rara para la cerámica de Grueby, con proporciones fabulosas y un modelado nítido, que ayudó a impulsar la intensa competencia», dijo un representante de la casa de subastas en un comunicado.  «Es poco probable que se descubra otro trabajo con esta coloración de esmalte en particular». No quisiéramos estar en los zapatos del especialista que realizó el estimado del objeto, ya que con los antecedentes que conocemos de situaciones parecidas, en la mayoría de los casos, en lugar de una felicitación por el aporte del lote, en general produjo su despido.