Jean Philippe Goulu en Experiencia Hilario

 

Publicado el agosto 4, 2019

Escrito por Sonia Decker

Foto autor

Jean Philippe Goulu fue el mejor de todos los miniaturistas franceses que trabajaron en el Rio de la Plata. Después de su muerte, su arte se prolongó en discípulos tan talentosos como Carlos Morel y Fernando Garcia del Molino. Era francés, a pesar de haber nacido en Ginebra con fecha desconocida, pero se calcula que fue entre 1786 y 1795. Poco se sabe de su formación, pero debe haber sido rigurosa. Luego de pintar batallas en las galerías de Versalles, llega a Brasil donde trabajó para el rey Juan VI de Portugal y más tarde para el Emperador Pedro I.

Aparece en Buenos Aires en 1816 y en 1824 se instala definitivamente en nuestra ciudad, escapando del tórrido clima de Río de Janeiro. En marzo de ese año, la Gaceta Mercantil anunciaba que se mudaría a la Plaza de la Victoria.

Goulu se relaciona con las mejores familias porteñas, pintando excelentes retratos como el del General Mansilla o el del Almirante Brown y fundamentalmente realizando exquisitas miniaturas, técnica que realiza con maestría sobresaliente y con la gracia propia del Neoclasicismo imperial. En 1847 instala su taller en la calle Chacabuco, donde mezclaba esta actividad, que debería resultarle poco lucrativa, con la fabricación de peines y otros objetos decorativos.

Goulu fallece en 1853 pero su entierro definitivo en el cementerio de La Recoleta, se realizaría recién dos años más tarde.

Experiencia Hilario presenta en la subasta que se realizará el miércoles 7 de agosto, un par de miniaturas pintadas sobre marfil donde se encuentran retratados Mercedes Rozas de Rivera y su esposo, el cirujano Miguel Rivera. Ambas, tratadas con gran refinamiento, muestran la calidad y el oficio preciso con el que Goulu realizó este tipo de trabajos. Las calidades en la definición de las vestimentas, la perfección de las carnaduras, los detalles de ambas cabelleras, muestran la perfección en el tratamiento de ambas figuras, cuyas medidas apenas superan los 6 cms.

La historia personal de ambos retratados es francamente notable, sumado a que Mercedes Rozas fue una de las primeras escritoras argentinas. Su marido tuvo una destacada actuación durante la Guerra contra el Brasil y en la Campaña al Desierto encabezada por Rosas en 1833.

Este delicado par de miniaturas sale a subasta con una atinada base de 4.000 dólares, lo que permitirá a los coleccionistas especializados en el arte del siglo XIX realizar sus ofertas para tratar de conseguir estas piezas de escasísima aparición en las tarimas porteñas.