Jenny Saville se convirtió en la artista viva de mayor cotización gracias a un autorretrato que destroza la representación de la belleza femenina canonizada

 

Publicado el octubre 7, 2018

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Jenny Saville, artista británica de 48 años, se caracteriza por la representación de voluminosos y distorsionados desnudos femeninos (que muchos relacionan con el estilo de Lucian Freud) que la han hecho famosa y cuya obra se encuentra en relevantes museos internacionales.

“Pinto carne porque soy humana. La carne es una de las cosas más hermosas para pintar”, afirma la artista. Respaldada por el programa auspiciado por Charles Saatchi, surgió a la fama con el grupo de artistas británicos jóvenes junto Damien Hirst, entre otros.

El jueves pasado, en la sala de Sotheby´s en Londres el ambiente se electrizó  durante los 10 minutos que duró la puja por “Apuntalada”, autorretato que la artista pintó en 1992.  Ocho oferentes, partiendo de un estimado de 3 millones de libras lucharon hasta alcanzar los 9,5 millones (unos 12,4 millones de dólares), ofrecidos telefónicamente por un participante anónimo, superando su record anterior de 6,8 millones de libras.

Esta cotización sitúa a Saville en la artista viva de mayor cotización internacional.