Le tocó el turno a la Gioconda. Ahora fue pintada en base a una modelo china

 

Publicado el diciembre 8, 2014

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

giocondaLos investigadores del arte no descansan. En los últimos tiempos son numerosos los artistas cuyas vidas han sido minuciosamente analizadas para determinar situaciones que contradicen lo que se documentó durante siglos.
En esta oportunidad la mismísima Gioconda de Leonardo da Vinci ha caído bajo el microscopio del «investigador» y novelista italiano -residente en Hong Kong- Angelo Paratico que luego de un concienzudo estudio determinó: que el paisaje detrás de la Gioconda es de origen chino.
Pero tal vez la más revolucionaria en los cientos de versiones que existen alrededor del personaje que inspiró a Leonardo es de origen chino. El imaginativo italiano llegó aún más lejos al determinar que la modelo era no sólo una esclava de origen asiático sino que además sería la propia madre del artista, de la que muy poco se conoce. Según el autor, esto explicaría el por qué de su misteriosa sonrisa que es «típicamente china». Esta osada teoría fue tomada con poca seriedad en la misma China, donde en breves horas provocó 4 millones de comentarios jocosos y caricaturas en Internet.
No sólo el arte se ve bajo investigación. La utilización de modernos métodos de investigación -ampliamente difundidos en detalle por series de televisión- como el ADN, hasta ha puesto en duda la legitimidad del derecho al trono de la reina Isabel de Inglaterra. Esta afirmación surge del análisis de los restos recientemente hallados de Ricardo III, que determinaría que a lo largo de los siglos se habría producido alguna situación de adulterio que alteró la línea sucesoria que llega hasta la actual casa reinante.