Lisboa: Tour virtual por el Museo Gulbenkian

 

Publicado el abril 20, 2020

Escrito por Adrian Gualdoni Basualdo

Foto autor

En el corazón de la capital portuguesa, el moderno edificio del Museo Calouste Gulbenkian, abierto en1969, conserva y exhibe las colecciones de obras y objetos de arte que reunió en su azarosa vida quien, tras construir una fortuna mediante negocios de variada laya, encontró en Lisboa un puerto de aguas mansas donde poner un punto final a su aventura vital.

El museo que hoy sostiene la Fundación Gulbenkian presenta dos secciones bien diferenciadas. En la primera de ellas se muestra la denominada “Colección del Fundador”, un repositorio de más de mil piezas que abarcan desde la antigüedad hasta principios del siglo XX. Artefactos de las culturas egipcia, grecorromana, islámica, así como del Lejano Oriente, alternan con muebles franceses, platería y porcelanas europeas, alfombras y tapices, pinturas y esculturas. En algunos casos la exhibición, respetando cánones de la museografía, reproduce rincones de la residencia lisboeta que habitara Gulbenkian. Obras de Rubens, Rembrandt, Turner y Degas, entre muchos otros maestros, son los highlighs de la colección, así como el más completo conjunto de piezas de joyería y vidrios del orfebre René Lalique.

La segunda parte del museo está dedicada a la llamada “Colección Moderna”, dedicada a las expresiones artísticas de Portugal del siglo XX, iniciada por el propio Gulbenkian y ahora continuada por la Fundación que lleva su nombre.

Cerradas hoy sus puertas por la pandemia global que nos aflige, el museo ofrece, en el sitio www.gulbenkian.pt/museu/  una muy completa visita virtual por las 16 salas que integran el espacio dedicado a las piezas de la colección personal del fundador, así como por los espacios donde se exhibe el arte portugués moderno y contemporáneo. Como una addenda a este recorrido por las colecciones permanentes, el museo ofrece también la posibilidad de visitar en forma virtual la exposición temporaria “La edad de oro del mueble francés”, que se encontraba exponiendo al disponerse la cuarentena.

Concretar esta visita virtual nos da la posibilidad de hacerlo en casa con una copa en la mano. Qué mejor para ello que la copa sea del vinho verde característico de Portugal, muy razonablemente reemplazado entre nosotros por un Sauvignon blanc cuyano, que podemos acompañar por unos muy sencillos y accesibles petiscos, como allí denominan a los aperitivos. Sugerimos, sólo como ejemplo y por seguir una cierta coherencia lusitana, unas aceitunas verdes y almendras saladas.