Madrid: Vampiros en la Caixa

 

Publicado el julio 26, 2020

Escrito por Adrian Gualdoni Basualdo

Foto autor

La antigua sede de la Eléctrica del Mediodía, estratégicamente situada entre los principales museos de Madrid, en ese tramo del Paseo del Prado que corre entre Atocha y la Cibeles, fue convertida por los arquitectos suizos Herzog y De Meuron en la soberbia sede donde la Fundación La Caixa desarrolla un amplio y permanente programa de acción cultural. Como atractivo adicional, al viejo edificio reciclado se le ha anexado un espectacular jardín vertical de 24 metros de altura, donde su creador Patrick Blanc ha dispuesto armónicamente 15.000 plantas de 250 especies diferentes.

Tras las vicisitudes que la pandemia de Covid-19 impuso, la vida va reanudándose en las instituciones culturales que, en el hemisferio norte, atraviesan en estos días su temporada estival. La Caixa, dentro de las limitaciones que las pautas sanitariamente correctas imponen, ha vuelto a poner en cartel sus ciclos de música y cinematografía y su programa de exposiciones, y dentro de éstas señalamos la muy particular propuesta que constituye la muestra “Vampiros, la evolución del mito”.

A través de las primeras películas que la cinematografía muda dedicó al tema, como el “Nosferatu” de Murnau (1922) que ilustra estas líneas, hasta llegar a versiones más contemporáneas, debidas a artistas como Polanski, Herzog o Coppola, el mito encarna en personajes como el Drácula de Bram Stoker, o en actores como Bela Lugosi. Material fotográfico, carteles publicitarios, obras literarias, los grabados surrealistas de Max Ernst, el toque histórico de algunos “Caprichos” de Goya, o la icónica imagen de Bela Lugosi que Andy Warhol utilizó en su litografía “The Kiss”, también son hitos en el recorrido que la muestra propone.

En estos tiempos difíciles la imaginación ocupa un espacio decisivo en la política comercial de las instituciones. Buen ejemplo de lo señalado lo da La Caixa con un programa que ofrece a sus visitantes. Previa inscripción, un grupo reducido de interesados son convocados a las 12 hs. Realizarán una visita guiada, que incluye la proyección de material cinematográfico, y que les llevará un par de horas, y a las 14 se reúnen en el restaurante que opera el reconocido grupo gastronómico Vilaplana. Allí disfrutarán de un menú temático que, acertadamente, abre con un Bloody Mary de bienvenida. La entrada es un plato al que llaman “Estacas de la muerte” y que no son sino unos bastones de berenjenas fritas con una salsa sanguíneamente roja, Lubina y pato son los protagonistas de las siguientes preparaciones que llevan los sugerentes nombres de “Resurrección” y “Embalsamamiento”. El postre está dedicado a Drácula, sin duda la figura más popular del neoculto al vampirismo.

El costo del combo “exposición + menú” es de 22 euros. La sola entrada a la muestra cuesta 6 euros y hay descuentos vigentes para mayores y para clientes de La Caixa.