Madrid (virtual): Cursos sobre Venecia y el arte en el Thyssen

 

Publicado el marzo 29, 2020

Escrito por Adrian Gualdoni Basualdo

Foto autor

La respuesta de los principales museos del mundo ante el cierre de sus puertas dispuesto por los gobiernos que enfrentan con cuarentenas y aislamientos la pandemia de coronavirus, ha sido amplia, variada y creativa.

Ante un público potencial que se incrementa a diario, y que ha encontrado en Internet tanto la herramienta fundamental para mantener abiertas sus vías de comunicación social, como la proveedora mayor de contenidos para sobrellevar un tiempo libre que oculta serios factores de riesgo psicológico, los museos han avanzado con sus temáticas especificas hasta alcanzar, imágenes mediante, millones de hogares en cuarentena.

Como ejemplo, tomamos hoy el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, de Madrid. A partir del corpus de obra reunido en la muestra que presentó en el verano de 2017 y que fuera dedicada al Renacimiento en Venecia, hoy, pandemia mediante, convoca a un curso titulado “Luz y color en la pintura: el mito de Venecia”. Integrada por nueve video-conferencias de aproximadamente una hora de duración cada una, más cuatro recursos adicionales (visitas guiadas, mesas redondas), la actividad, que es gratuita, puede seguirse en el orden que el cursante elija y en el ritmo que prefiera.

El link de apertura es www.educathyssen.org/centro-estudios/curso-online-luz-color-pintura-mito-venecia . Las clases están a cargo de un grupo de señalados especialistas encabezados por Federico Chueca, quien fuera curador de la mencionada muestra.

Para quienes se animen, sugerimos como mayor inserción en el clima véneto el prepararse una copa de Spritz. Recordar que el prosecco original de esta combinación, que euforiza el Aperol básico, puede ser reemplazado muy razonablemente por un espumante local. Como acompañamiento, qué mejor que unos “panini al tonno”, que en versión doméstica se resuelven con pan de molde, una latita de atún y mayonesa a gusto.

No nos hará falta nada más que buena voluntad, imaginación y recuerdos para trasladarnos a una terraza a orillas del Gran Canal.