Martín Boneo en el Museo Histórico Nacional

 

Publicado el marzo 31, 2019

Escrito por Sonia Decker

Foto autor

Martín Boneo nace en Buenos Aires en 1829 y fallece en la misma ciudad en 1915.

Discípulo de Juan Camaña, se desempeñó como empleado de la Policía. Luego de un tiempo, diseñó el escudo de la Fuerza, así como también el de la Universidad de Buenos Aires.

En 1857 viajó a Italia y en Florencia recibió las enseñanzas del maestro Císeri, quien lo fue también de Angel Della Valle y Juan Manuel de Blanes, entre otros.

En 1864 regresa a Buenos Aires para pintar la cúpula del recién inaugurado Congreso Nacional. En 1870, por pedido del Presidente Sarmiento, crea la Escuela de Dibujo y más tarde se desempeñará como Profesor en el Colegio Nacional de Buenos Aires.

Participó en la fundación del Ateneo de Buenos Aires. En sus obras cultivó diversos géneros como la naturaleza muerta, los temas históricos y el retrato.

La pintura “Después de trasmontar los Andes”, propiedad del Museo Histórico Nacional, es una espléndida obra de importantes medidas (230 x 174 cm) fechada en 1865, que representa al General San Martin durante la gran epopeya . El General señala a su tropa el arduo camino a seguir, flanqueado por O´Higgins que aparece  en segundo plano. Si bien el poncho y el sable corvo nos muestran la  síntesis de su grandeza y de sus fines patrióticos, desde un punto de vista estrictamente estético se convierten en el centro de la composición. Con la fidelidad propia del naturalismo verista, recrea la escena utilizando los clásicos recursos de las grandes pinturas históricas. Grandilocuencia, heroísmo y liderazgo surgen de esta composición cargada de emoción patriótica. La visión  del espectador es colocada por Boneo a la altura de la tropa, lo que logra un efecto de mayor espectacularidad y obliga a concentrar la mirada  a los pies del Libertador.

Se sabe que el ejército trepó la cuesta de Chacabuco  al son de la música,  causando temor en las filas realistas. Tal vez en recuerdo de esta circunstancia, la trompeta inicie el recorrido visual de esta formidable pintura.

El caballo, de raza árabe y concepción europea, parece iluminar el imponente escenario, donde abundan las tierras oscuras y los azules profundos, que marcan la lejanía y la inmensidad de la montaña.

Es posible que Boneo haya sido estimulado para realizar esta gran obra por el inicio de la instalación de varios monumentos ecuestres de la figura de San Martín , como el de Louis Joseph Daumas, actualmente emplazado en la Plaza que lleva su nombre, en la ciudad de Buenos Aires.

El Museo Histórico Nacional se encuentra ubicado en la calle Defensa 1660, frente al Parque Lezama. Puede visitarse de miércoles a viernes y feriados, de 11 a 18 horas, y sábados y domingos de 11 a 18 horas.