Muestra recomendada: Claudio Gallina en la web

 

Publicado el agosto 2, 2020

Escrito por Anabella Monteleone

Foto autor

Saltar es un acto de fe. Distinto de la calma del dejarse caer, el salto es acopio de fuerza, expectativa, pulsión por el aire y aterrizaje calculado con pretendida precisión. Hay en el salto una liberación momentánea, una energía aplicada que lo hacen especial. Es lo que el saber popular dice que hacemos al sentirnos felices o, de hecho, muy felices. El salto es lúdico y, quizás por eso, Claudio Gallina elige mostrarlo en los niños que, en el caso que ilustra estas líneas, se alejan de un cielo al que esperan retornar, en una Rayuela que los protege de la soledad circundante.

Las obras de este autor tienen a la niñez como decisiva protagonista. Su corpus parece un homenaje a la infancia que no se vale de idealizaciones añosas ni descansa en la inocencia. Sus piezas captan la naturalidad de la vida, el realismo de la diaria desde el que se desprende, en pequeños gestos y rituales, la magia de una etapa en la que todos podemos mirarnos.

Su web es muy clara. Siete opciones junto a su nombre en el extremo superior de la pantalla cierran en banco y negro la vista cenital de estudiantes que dan color al mundo monocromo jugando al inolvidable rango. Saltando y celebrando la juventud que parece infinita.

Vale la pena recorrer el site de este talentoso artista http://claudiogallina.com/