Muestra recomendada: Vivianne Duchini en la web

 

Publicado el agosto 16, 2020

Escrito por Anabella Monteleone

Foto autor

Si algo caracteriza al hacer escultórico es la participación física. El poner el cuerpo, el trabajar desde la propia fuerza para modelar, cincelar o desbastar no es sólo una particularidad inmanente al oficio, sino todo un rasgo que, antaño, frenaba el posicionamiento de la escultura entre las artes liberales y la relegaba al universo de las mecánicas, infravaloradas y apenas un “saber hacer sujeto a reglas aprendidas”. Escultor era quien trabajaba la madera. Sólo en el siglo XVI el concepto abarcó a las categorías de los demás tipos de producciones que, lejos de anquilosarse en un segundo plano, hicieron de la destreza manual un gesto que superó la barrera de ese saber hacer que, como tal, no es privativo del arte.

Aquí, en este universo en el que el método, la experiencia, la praxis y la templanza son un mantra ineludible, se ubica la labor de Vivianne Duchini. Artista de renombre internacional, su sello son los animales en bronce. Desde piezas pequeñas en las que el material se acomoda a cierto pintoresquismo donde perros o animales de caza son retratados con un ojo que capta gestualidades o movimientos que logran calidez en el resultado, hasta grandes dimensiones donde el metal se convulsiona en pliegues o torsiones que aportan fuerza a la sublimidad que siempre acompaña al monumento, el corpus de esta caelatora es versátil y contemporáneo. Y sus caballos, libres o montados, sujetos a una mímesis precisa o abocados al mito universal (como su inolvidable Pegasus) son su mayor insignia.

Su web es breve. Con seis opciones en la parte superior de una pantalla que se acomoda al gris, se acceden a pocas, pero ágiles secciones donde su obra se recorre de manera amena.

Vale la pena visitar el site de esta talentosa artista. https://www.vduchini.com/