Negro y Blanco: Minerva y el Banco Ciudad frente a las nuevas reglamentaciones

 

Publicado el febrero 9, 2015

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Enamorados1El primer resultado de las nuevas reglamentaciones para la comercialización de arte no fue nada auspicioso. El remate inicial de la temporada que iba a realizarse el lunes pasado por la rematadora Minerva fue suspendido hasta nuevo aviso.
Esto ha sido motivado por la incertidumbre que se ha desplomado sobre los operadores del mercado, que tienen que tener claro la futura forma de operar frente a la nefasta disposición de control que propone la Afip y cuyos resultados son previsibles: fomentar un mercado negro y como contrapartida a la intención de recaudar más, disminuir el volumen de ingresos como ya les ocurrió cuando destruyeron el acuerdo logrado alrededor del impuesto suntuario y que derivó en la desaparición de las ventas, retrotrayendo a cifras menores la recaudación que lograban por IVA y ganancias.
El único hasta el momento que cumplirá con sus previsiones es el Banco Ciudad, que viene realizando ventas bajo este sistema. Por supuesto que esta forma de actuar no responde a su convicción de que este método sea el mejor, sino en gran parte al convencimiento de que podría ser el chivo expiatorio de una administración que ha hecho, por antagonismo político, el deseo de perjudicar al Banco, como ya lo ha hecho con los depósitos judiciales.
Por ello, el miércoles 11 a las 13 horas llevará a cabo su exitosa subasta del Día de los Enamorados, con ofertas para todos los bolsillos, tanto en materia de alhajas como de pinturas. Sería de esperar que este afán de control se volcara a los sectores que realmente toda la sociedad reconoce como grandes evasores y corruptos.