Dura crítica a Koons por ex presidente del Pompidou, que calificó de “Caliz envenenado” a su donación de una escultura

2017-08-07 19:13:38

Robet Rubin, ex funcionario del brazo filantrópico americano del Pompidou, reaccionó con los tapones de punta  a la hora de calificar de insípida, ostentosa, la escultura “Bouquet de tulipanes” que Jeff Koons regaló a Paris. “En realidad no es un regalo, sino un concepto, la idea inicial ya que alguien tiene que pagar el resto”. Se calcula que la producción e instalación de la obra costará uno 4 millones de dólares, más del triple del presupuesto anual que se concede al Centro Pompidou. Otra calificación estableció que la obra posee 1% de concepción y 99% de ejecución. La “donación” obedece a una tradición en Francia, en que los artistas donen una obra al museo que organice una exposición de su trabajo. En este caso una intervención –diez años atrás-  en Versalles (pagada por galeristas y coleccionistas de Koons). Como el palacio no puede recibir obras, quedó pendiente la “deuda cultural” que ahora la quiere pagar con la donación a la ciudad. Además de los cuestionamientos estéticos, Rubin criticó la ubicación planeada en una plaza entre el Museo de Arte Moderno y el Palacio de Tokio, bloqueando la vista de la Torre Eiffel. Como si esto fuera poco, propuso de remate: "Si en este momento Francia se siente obligada a aceptar este triste ramo, debe ser instalado en otra parte, en una trampa para turistas. No lo atasquen entre museos que, si sus almas institucionales pudieran hablar, dirían: "¡No, gracias!"

Redactado por: Mario Gilardoni