Los museos de Houston y la tormenta tropical Harvey.

2017-09-04 21:29:14

Una verdadera coincidencia se produjo entre nuestra publicación de la semana anterior sobre la preocupación de los museos en todo el mundo sobre las consecuencias del cambio climático que podría afectar los patrimonios de estas instituciones, en especial teniendo en mente la imagen del Louvre inundado unos meses atrás. Esta preocupación fue puesta al límite como consecuencia del efecto de la peor tormenta tropical en 50 años que azotó Houston, la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos, que alberga un muy importante patrimonio de arte moderno y contemporáneo. Cuales fueron las consecuencias del huracán categoría 4 y las catastróficas inundaciones que dejaron a su paso? Remitiéndonos solo a los reservorios culturales, el resultado ha sido excelente como consecuencia de las precauciones que se fueron tomando desde hace años en base a experiencias pasadas. Consderando los efectos sobre el Museo de Arte Contemporáneo, las consecuencias han sido mínimas. El edificio fue preparado contra inundaciones mediante barreras contra el agua y la adición de bolsas de arena, a lo que se sumó en forma precautoria el traslado de las obras de las salas inferiores a nuevas locaciones en pisos más altos, al igual que todas las obras en situación de riesgo como las cercanas a ventanas u otras aberturas. Aunque no sufrió ninguna pérdida patrimonial, falta un estudio por cualquier falla estructural. El Centro de Arte Moderno, que ya sufrió importantes inundaciones en 1976 y 2001, determinó la construcción de barreras de agua móviles en las rampas de acceso y un sistema de bombeo para control de las inundaciones. La misma falta de consecuencias de importancia puede mencionarse para el Centro de Arte de Galveston, donde gracias a que el edificio original fuera un banco construído en 1886 con tres bóvedas, estas fueran utilizadas para almacenar las obras. El Project Row Houses, la capilla de Rothko y la Colección Menil, no informaron de daños. Tan solo uno de los museos reportó importantes daños: el Centro Rockport para las Artes, que como consecuencia de las ráfagas de viento de 130 km por hora le volaron una parte de la estructura del techo, la terraza y la desaparición completa de su porche delantero. Lo que todavía no se ha podido evaluar son los daños internos ,así como la situación de las esculturas de su Jardín de Esculturas. Como consecuencia de esta experiencia retoma importancia la preocupación mundial de los museos de anticiparse a la posibilidad de nuevas catástrofes climáticas.

Redactado por: Mario Gilardoni