El MET también está preocupado por sus espacios de exhibición. ¿Podría perder la donación Lauder?

2017-07-10 16:03:28

Cuando el filántropo y magnate de los cosméticos Leonard Lauder (foto) donó en 2013 el verdadero tesoro de su colección de obras de arte al Museo Metropolitano de Arte de Nueva York -el regalo más importante de su historia (valuada en 1.000 millones de dólares hace cuatro años), estableció como una necesidad al museo de proporcionar un espacio de calidad comparable a la colección.
Para ello planeó la construcción de nuevas salas a un costo de 600 millones de dólares, que se ha venido postergando hasta la actualidad. Lo que ha planteado es que si el MET se toma demasiado tiempo para resucitar el proyecto ¿podriá determinar que Lauder trasladara su colección a otro lugar?
Esta posibilidad fue desmentida por el propio Lauder, que señaló que su donación inicial de 78 obras nunca estuvo supeditada a la contrucción de una nueva ala del Met, aunque también recalcó que el museo deberá proporcionar galerías acorde con la importancia de la colección.
Sin embargo, según una investigación de The New York Times, a pesar de que las cláusulas de la donación son confidenciales, existe un compromiso de la institución de disponer de las nuevas salas a más tardar en 2025, aunque la idea original era tenerla en funcionamiento a partir de 2020, cuando el MET cumple 150 años. El problema es que no se ha conseguido la participación de los principales donantes para el proyecto y que además, la institución enfrenta actualmente un déficit presupuestario.

Redactado por: Mario Gilardoni