¿Qué pasa después que cierra una galería de arte contemporáneo?

2017-08-07 19:08:31

En momentos que se siguen acelerando los costos directos, especialmente los alquileres, se siguen acentuando los cierres de galerías en todo el mundo. Cómo son algunas alternativas que ofrece el “después” de haberse informado la difícil situación a los artistas, el embalaje de las obras y ver qué  hacer con todo el archivo acumulado durante la gestión. Tal vez uno de los momentos más dolorosos es precisamente el diálogo con los artistas que tratan de revertir esta decisión, sobre todo al manifestar que no tienen otro lugar donde ir, generando todas las demoras posibles al recibir la devolución de sus obras para ver si el tiempo puede generar un cambio en esta alternativa. En la mayoría de los casos reciben como “consuelo” la manifestación del galerista de seguir apoyándolo en lo posible, incluso proporcionándoles, en algunos casos, el listado de los clientes que adquirieron sus obras. Un ejemplo local que contribuye a este panorama negativo es la desaparición de un clásico del pasado: la visita a las galerías los días sábados por la mañana de compradores y coleccionistas que así tomaban contacto con las exposiciones del momento. Una prueba de ello es que gran parte de los locales permanecen cerrados en esos días que fueron tan importantes años atrás. Esta situación económica no solo afecta a las pequeñas y medianas galerías –provocando su cierre- sino también a las más importantes, que se han visto obligadas a dejar sus espcios tradicionales por locaciones más modestas y de menor costo. Las alternativas que se le ofrecen a quienes deben abandonar los locales a la calle están optando por dedicarse a las ventas privadas, en la mayoría de los casos desde su domicilio o alquilando departamentos que permitan la actividad comercial y dedicando gran parte del esfuerzo promocional en la utilización de las herramientas que ofrece internet. Otro recurso utilizado –como señalamos en notas anteriores- es la asociación entre galerías en esta situación, al unir esfuerzos compartiendo gastos tanto en la conservación de un espacio o en los costos de participación en ferias.  

Redactado por: Mario Gilardoni