Nueva York: Arte en la República de Weimar en la Neue Gallery

 

Publicado el julio 7, 2019

Escrito por Adrian Gualdoni Basualdo

Foto autor

A dieciocho años de su apertura, en su espléndida locación de la Quinta Avenida y la calle 86, frente al Central Park neoyorquino, la Neue Gallery continúa siendo un foco de alta vigencia en la vida cultural de la ciudad. Dedicada por decisión de su creador, el empresario Ronald Lauder, a la exhibición e investigación del arte alemán y austríaco de principios del siglo XX, la Neue ha venido cumpliendo el mandato fundacional a través de la gestación de una colección permanente, encabezada por el soberbio retrato de Adele Bloch Bauer, de Gustav Klimt, y la producción de muestras temáticas en las que se revisa la obra de los principales artistas y artesanos del período.

Para este tórrido verano, la propuesta lleva por título “Eclipse de sol: el arte en la República de Weimar”, muestra que tiene como eje, precisamente, la monumental pintura “Eclipse de sol” (207 x 182 cm) del alemán Georg Grosz (1893-1959), obra realizada en 1926, que fue cedida por el Museo Heckscher, de Hungtington, Nueva York y que ilustra estas líneas.

A través de esta pintura, Grosz apunta con feroz ironía a la corrupción política y social que caracterizó a la Alemania de los años veinte, y que fue el nido donde surgió el nazismo. Un amplio conjunto de obras de Grosz circundan su labor principal, que se prolonga en pinturas de otros artistas que sobresalieron en ese lugar y en esa época. Las firmas de Otto Dix, Max Beckmann, Otto Griebel, Christian Schad, Rudolf Schlichter y Georg Scholz, entre otros, aparecen en el recorrido propuesto por Renée Price, directora de la Neue Gallery y curadora de esta muestra.

La designación de Kart Gutenbrünner (una estrella Michelin) como chef de las cocinas de los cafés Sabarsky y Fledermaus, las dos propuestas gastronómicas de la Neue, hacen insoslayable el paso por alguna de ellas. Obviamente desterrado por la canícula el insuperable goulasch del lugar o sus dulzuras vienesas, sugerimos una fresca ensalada de cangrejos y palta, que se acompaña espléndidamente con una copa de blanco vino Grünner Veltiner, de las bodegas del Südtirol.