Nueva York: Felix Vallotton en el Museo Metropolitano

 

Publicado el diciembre 8, 2019

Escrito por Adrian Gualdoni Basualdo

Foto autor

Tras el suceso alcanzado en Londres, donde la muestra  (como Trastienda Plus informara oportunamente)  fue alojada en la Royal Academy, “Félix Vallotton, pintor del desasosiego”, se exhibe en estos días y hasta el 26 de enero del año próximo, en salas del 2do.piso del Metropolitan Museum de Nueva York.

Vallotton, nacido en Suiza en 1862, fue formado artísticamente en París, donde residió y trabajó hasta su fallecimiento en 1925. Su obra, que conoció en algunos momentos los sinsabores de la incomprensión, fue posteriormente valorada hasta ser considerada como uno de los nexos que vinculan el postimpresionismo con las vanguardias del siglo XX.

La muestra que hoy ofrece el museo de Manhattan incluye 86 obras del artista, que comprenden las diversas etapas de su producción y su labor no sólo como pintor, sino también como grabador y ágil testigo de acontecimientos de la vida cotidiana y de sucesos de amplia conmoción, como la Primera Guerra Mundial. También se encuentran representados los diversos géneros que abordó, como el intimismo de sus escenas de interior, los paisajes, las naturalezas muertas, como los “Ajíes rojos”,1915) que ilustran estas líneas y las figuras y retratos. Un acierto de la curaduría, que estuvo a cargo de Dita Amory, del MET, es confrontar el retrato que Vallotton hizo en 1907 de la coleccionista Gertrude Stein y que pertenece al museo de Baltimore, con la célebre pintura que de la misma modelo realizara un año antes Pablo Picasso y que hoy es uno de los highlights del Metropolitan.

La amplia retrospectiva cuenta asimismo con la coproducción de la Fundación Vallotton, de Lausanne (Suiza), que ha editado un muy completo catálogo que la librería del MET ofrece a 45 dólares.

De entre los siete espacios que el museo neoyorquino dedica a la gastronomía y que incluso incluye uno reservado para los miembros de su asociación de amigos, optamos por el “The Dining Room”, ubicado en el cuarto piso, con espectaculares vistas al Central Park. El lugar es regenteado por el chef Fred Sabo y de su carta para el almuerzo elegimos un cake de cangrejo azul del Atlántico, que acompañamos con una fresca copa de vino Albariño de las Rías Baixas gallegas. Para el postre nos tentamos con una torta de naranjas, nueces y aceite de oliva, cubierta de chocolate y con sorbete de te Earl Grey. Aquí el acompañamiento sugerido es una copa del muy húngaro vino Tokaji.