Omar Mantovani: se ha borrado una sonrisa del coleccionismo

 

Publicado el noviembre 11, 2018

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

El fallecimiento del Dr. Omar Mantovani el domingo pasado deja un importante vacío en las filas del coleccionismo y en la de su profesión de médico nutricionista que convocaba como pacientes a relevantes personalidades de nuestro medio.

Su personalidad, impregnada de permanente bonhomia y acompañada de una sonrisa perenne, coincidía con su perfil de coleccionista con un gusto tan transparente que podía ser predecible frente a la oferta de los lotes que lo apasionaban, a los que acompañaba con ofertas prácticamente imbatibles. Quienes hemos tenido la oportunidad de recorrer el espacio que albergaba sus colecciones, no podíamos abstraernos de quedar impactados de su calidad y el refinamiento de los conjuntos.

Así su colección de autorretratos de pintores, la más importante en nuestro medio, acompañada de una selección de pinturas de los grandes maestros. Pero tal vez lo que más impactaba es la colección de objetos y mobiliario relacionado con el arte religioso que ocupaba un alto porcentaje de los grandes espacios que alberga su exposición. Esto sin ignorar su pasión de coleccionista que lo impulsó a reunir destacados conjuntos de porcelanas y otros grupos de objetos artísticos, producto de su espíritu viajero.

Extrañaremos su inconfundible figura en las salas de remates.