Por falta de recursos financieros peligra la actividad del Museo de Arte de Río de Janeiro

 

Publicado el enero 19, 2020

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

El Museo de Arte de Río de Janeiro (MAR) no sólo es uno de los más importantes del Brasil, sino que además cumple una destacada función social.

Sus recursos económicos provienen fundamentalmente de la Ciudad de Río de Janeiro, que está atravesando por graves dificultades financieras. El presupuesto mensual para mantener en operación el MAR requiere un aporte de un millón de reales (alrededor de 250.000 dólares) que comprende: los programas culturales , el cuidado y conservación del patrimonio de acuerdo con los estándares del Consejo Internacional de Museos (ICOM) y los salarios de los cien empleados que comprende profesionales del arte, educadores, gestores culturales, personal de mantenimiento y seguridad. También recibe apoyo económico del instituto Odeón, que a través de actividades recauda fondos.

Fundado en 2013 y que en tan pocos años ha construido una de las colecciones de arte más importantes, cuenta con un patrimonio de 9.000 obras y un archivo que contiene 20.000 documentos de la cultura visual brasileña. Este patrimonio proviene, principalmente, de una donación de una sociedad civil, incluidos artistas, galeristas, coleccionistas y muchos otros ciudadanos.

Los destacados programas culturales y educativos del MAR no solo lo reciben los visitantes sino que también están dirigidos a una amplia gama de comunidades de bajos ingresos, familias con niños y escuelas financiadas por el estado generando un espacio inclusivo para los conceptos artísticos, expresiones y tradiciones que definen la cultura de Brasil.