Quiroga-Zarate presenta el jueves 11 su «Gran subasta de fin de año»

 

Publicado el diciembre 8, 2014

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

QZPara esta subasta de fin de temporada QZ ha preparado un menú especial donde prácticamente ha duplicado el número de lotes que ofrece su catálogo. Lo interesante es que reúne los dos aspectos que caracterizan sus remates.
Por un lado, piezas de gran colección, a los que acompaña con otras de precios medianos y bajos que permiten intervenir a todos los niveles de capacidad económica.
Los platos principales recaen sobre dos obras del maestro Luis Tomasello (entre la media docena ofrecidos) -clásico integrante de los catálogos de QZ- fechados como correspondientes al período 1958/2010. Son dos construcciones en relieve, realizados al óleo sobre madera, donde el de mayor tamaño, 70x53x04 cm, cotiza una base de 665.000 pesos y el otro de 52x58x04 cm aspira partir de los 490.000 pesos.
Le sigue una importante escultura moldeada en resina de 34x20x22 cm , donde Alberto Heredia expresa a través de este «Autorretrato» su particular visión del mundo que lo rodea. Su precio se inicia en 132.000 pesos.
Un artista de escasa presencia en las tarimas es Raúl Pavlosky, que en este caso presenta una muy interesante técnica mixta sin título de 80×60 cm que aspira a una base de 98.000 pesos. Integra también este grupo selecto, «Relaciones mundanas», acrílico sobre tela de 200×200 cm pintado por Gustavo López Armentía en 1987. Su base 90.000 pesos.
También es característico en las subastas de QZ la presencia de otro símbolo cultural: los vinos de alta gama. En esta oportunidad, entre los quince productos ofrecidos se destacan una botella de Château Margaux 1999 que cotiza 5.200 y otra botella del preciado Château Lafite Rothschild también cosecha 1999 que aspira partir de la misma base. Entre el champagne, hay una botella en su respectiva caja de Louis Roederer Cristal Rosé, 2004, que demanda partir de una base de 8.400 pesos.