Rafael objeto de investigación durante la pandemia. Ahora su rostro.

 

Publicado el agosto 9, 2020

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Hace dos semanas publicamos el resultado de un estudio sobre la muerte de Rafael, el gran maestro del Renacimiento junto con Miguel Angel y Leonardo. En el mismo se corrigió la teoría de que había muerto como consecuencia de la sífilis, estableciéndose que se debió a un virus similar al corona virus actual.

La semana pasada se dio a conocer otro estudio realizado por la Universidad de Roma Tor Vergata, que se dedicó a desentrañar dos interrogantes: cuales son sus restos -mezclados con los de algunos de sus discípulos- y la reconstrucción en 3D de su rostro.

Fallecido a los 37 años, sus restos fueron exhumados en el siglo XIX, cuando se realizó un yeso de su cráneo, pero sin la seguridad respecto a la certeza de que fuera de Rafael ya que como señalamos estaba mezclado con los restos de otras personas.

Uno de los incentivos para estos estudios es que Roma cumplió 500 años desde su muerte. Si bien se considera que la reconstrucción sólo captura el 80% de la cara original, pero según la opinión de muchos expertos en distintas disciplinas no surgen dudas de que este estudio determina con certeza por primera vez que el esqueleto exhumado en 1883 pertenece a Raffaello Sanzio.

Una aclaración del estudio es que las orejas es una de las partes de la cara que no pudo ser reconstruido, pero “afortunadamente Rafael tenía el pelo largo que le cubría las orejas”.

Como el artista realizaba sus autorretratos mostrándose más joven que la realidad, el estudio permite determinar como era su aspecto en la realidad.