Raquel Forner en el Museo de La Plata

 

Publicado el diciembre 30, 2018

Escrito por Sonia Decker

Foto autor

Raquel Forner nace en Buenos Aires en 1902, falleciendo en la misma ciudad en 1988. Hija de inmigrantes españoles, viaja con sus padres a Europa a los doce años.

Desde niña manifestó una gran afición por la pintura. Al regresar a Buenos Aires, obtiene el título de Profesora de Dibujo y Pintura en 1923. En 1929 reside en París, y estudia en el taller de Othon Friesz, integrando el Grupo de Paris. Más tarde fundará con Alfredo Guttero, Pedro Domínguez Neira y su marido, el escultor Alfredo Bigatti, los cursos libres de Arte Plástico.

Es sin duda una de las artistas más relevantes que tuvo nuestro país, quien recibió entre otros premios de gran importancia, la Medalla de Oro en la Exposición Universal de Paris en 1937, el Premio Palanza en 1947, y el Gran Premio de Honor del Salón Nacional en 1955.

Su dilatada tarea a pesar de pasar por momentos estilísticos bien diferentes, ha sido reconocida a nivel internacional. Son conocidas sus series “Mujeres del mundo”, “El drama”, “Las rocas”, “La farsa”, que comprende “Banderías“ y “Los estandartes”, y “La luna”. En todas, si bien en las primeras conserva un imponente realismo figurativo asociado al drama universal, Forner alude  a las grandes problemáticas de la humanidad y no a los temas intimistas u ocultos.

En el Museo Provincial Emilio Pettoruti de Buenos Aires, podemos disfrutar de su magnífica obra “Autorretrato”, pintada en 1941. Este óleo de 153×108 cm., fue adquirido en el Primer Salón de Mar del Plata un año después de su realización.

La guerra civil española marcó profundamente su espíritu, y este magnífico autorretrato es testimonio del impacto desgarrador que produjo en ella la contienda. En varios planos de la obra, Forner utiliza recursos simbólicos para mostrar su dolor, como un globo terráqueo manchado de sangre, la mano sosteniendo una paloma muerta, la desesperanza de las mujeres que lloran a sus muertos, y al mismo tiempo la promesa de un país rico como Argentina que puede alimentar a una Europa destruída por las guerras.

Entre esta simbología, emerge la potente figura de ella misma, tratada con oficio y modalidad casi renacentistas, junto a la imagen de la pareja situada en el ángulo superior izquierdo. Forner y Bigatti aparecen en blanco y negro, como queriendo pasar inadvertidos, mientras que Raquel ocupa una importante porción del plano bidimensional, donde el rojo centraliza la mirada, junto al purísimo blanco del modelado de su blusa. Forner es la artista y la que al mismo tiempo da testimonio de la tragedia. Todo se revela en planos bien diferenciados, casi compartimentados, donde cada uno de ellos  es un cuadro en sí mismo relatando historias diferentes.

El Museo de Bellas Arte Emilio Pettoruti está situado en la Avenida 51 n° 525, en la ciudad de La Plata. Está abierto de martes a viernes de 10 a 19 horas, y sábados y domingos de 16 a 20 horas.