Raul Alonso en la subasta de Azur

 

Publicado el agosto 12, 2018

Escrito por Sonia Decker

Foto autor

Raúl Alonso nace en Buenos Aires en 1923 y fallece a los setenta años en la misma ciudad.

Exquisito dibujante, participó en varias bienales, recibió numerosos e importantes premios y fue invitado al Premio Palanza .

Desarrolló una vasta tarea como ilustrador , donde sus dibujos intimistas acompañaron textos de Mujica Lainez, Alberto Girri y Paul Claudel.

En la subasta que se realizó el pasado 9 de agosto en las salas de Galería Azur fue vendido un pastel sobre papel realizado en 1989, titulado “Cuatro higos”, de 50×65 cm.

La atmósfera lírica que se percibe en todas las composiciones de Alonso nos permite ir recorriendo los planos constructivos hasta llegar al centro mismo de la composición, donde la luz vibra purísima. Cuatro pequeños higos, protagonistas absolutos de la escena, se transforman en bellas excusas pictóricas, plenas de matices y de ajustadas veladuras, producto de su extrema sensibilidad.

Con absoluto refinamiento maneja sutilezas que resultan casi  imperceptibles. Una extensa gama de azules se entremezclan con ocres brillantes y derivan finalmente en los rosados luminosos del centro.

Nos sugiere puntos de apoyo casi inexistentes y juega con un plato rebatido que transforma la escena en una situación mágica llena de misterios.

Saber pintar es crear, como en este caso, un pequeño universo. El talento de Raúl Alonso, su esmerado oficio y su extrema sensibilidad, permitieron que un simple pastel sobre un trozo de papel, obrara el milagro de la belleza perdurable.

Su base de 24.000 pesos, fue aceptada por un solo comprador que pudo adquirirlo en ese valor. Tal vez, en estos momentos, no hay demasiado tiempo para detenerse y observar la pintura con otros ojos. En una subasta, donde las obras que se ofrecen superan la centena, resulta imposible analizar con detenimiento cada  una de ellas. Pero quien la adquirió supo ver un poco más allá. Nadie compitió con él, lo que le permitió obtener un precio más que conveniente. Y podrá adentrarse en este mundo maravilloso encerrado en pocos centímetros. Con independencia de su precio. Compartiendo el instante que un gran artista supo transmitir con serena maestría.