Saint Louis, Missouri (EEUU): Arte alemán en el Museo de Arte

 

Publicado el octubre 25, 2020

Escrito por Adrian Gualdoni Basualdo

Foto autor

Aunque la inauguración formal está prevista para el 8 de noviembre próximo, ya es posible gestionar los tickets de acceso a la muestra “Tormenta de progreso: Arte alemán desde 1800”, con obras del patrimonio del Museo de Arte de Saint Louis (SLAM), en Missouri.

A través de 120 pinturas, esculturas y objetos decorativos, seleccionados de entre un total de más de 2.500 piezas que abarcan desde Caspar Friedrich (1774-1840) a los más contemporáneos Joseph Beuys, Gerhard Richter y Georg Baselitz, la exposición permite seguir con criterio cronológico dos siglos de labor artística, desde el romanticismo del siglo XIX hasta el globalismo más extremo que siguió a la caída del Muro de Berlín (1989), pasando por el expresionismo y las manifestaciones artísticas de ambas posguerras.

La estrecha vinculación entre arte, política e historia queda en evidencia en esta muestra, que fue curada por Simon Kelly, cabeza del departamento de arte moderno y contemporáneo del museo que la alberga.

La muestra permitirá asimismo presentar la pintura “Brillo del sol en Riesengebirge” de Caspar Friedrich, cuya ilustración acompaña estas líneas, última adquisición del SLAM, cuya colección, considerada la más importante de arte alemán fuera de Alemania, sigue incrementándose.

El Museo de Arte de Saint Louis, nacido en 1881 como parte integrante de la Washington University local, sostuvo un importante desarrollo y crecimiento, en buena medida debido a la generosidad de patrocinantes, pasando luego a depender del Estado de Missouri.

La entrada al Museo es gratuita, pero se requiere la gestión previa para la obtención de turnos de visita y el cumplimentar las habituales salvaguardas sanitarias que impone la situación que nos aflige.

Lo que debemos lamentar es que la apertura del SLAM no incluya por el momento a su restaurant “Panorama”. Recordamos que en su bodega no faltan buenas etiquetas argentinas, como el Malbec Vista Flores de Catena, ideal para acompañar un plato bien surtido de la charcuterie artesanal y los quesos locales, con fuerte influencia de la emigración germana que pobló la zona.