San Diego: Bouguereau en el Museo de Arte

 

Publicado el noviembre 24, 2019

Escrito por Adrian Gualdoni Basualdo

Foto autor

Con el estupendo marco del Parque Balboa el museo de arte de la ciudad californiana de San Diego, aloja desde el pasado 9 de noviembre una muestra denominada “Bouguereau & América”, donde a través de unas cuarenta pinturas se analizan los fuertes lazos que unieron al artista francés William-Adolphe Bouguereau (1825-1905) con los fuertes coleccionistas americanos de finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Como sólida expresión del clasicismo más refinado, las pinturas de Bouguereau, con sus temas mitológicos, sus alegorías y hasta sus bellas pastoras en aún más bellos paisajes, resultaron el imprescindible toque de distinción en los salones de la ascendente burguesía americana. Cuando a partir del siglo XX el impresionismo comenzó a atraer nuevas miradas (y nuevas fortunas), las obras de Bouguereau y sus seguidores ingresaron en un cono de sombras y de olvido.

La muestra que han organizado conjuntamente los museos de arte de Milwaukee y de Memphis resulta así una suerte de reivindicación, y la posibilidad de que nuevas generaciones tomen contacto con un estilo de arte que, más allá de fulgores temporales, resulta una expresión legítima de una época y un estilo de vida.

Pueden verse en esta exposición, que permanecerá abierta hasta el 15 de marzo del año próximo, algunas obras fundamentales de Bouguereau, como “La joven pastora” que ilustra estas líneas, y que integra las colecciones del museo de San Diego, “Joven defendiéndose de Eros” (del Museo J.P.Getty), “El descanso”, que procede del Museo de Cleveland, y “Arte y Literatura” del museo de Elmira, New York.

Con acceso por el patio de esculturas del Museo se encuentra “Panama 66”, el restaurant y café donde será posible el paréntesis que las exposiciones exigen. En adhesión a la muestra que comentamos, y en particular a “La joven pastora”, sus responsables han creado un sándwich de cordero asado y curado con hierbas de Provence, que creemos conveniente maridar con una copa del estupendo vino Shiraz de California, como el que produce la bodega Tablas Creek en Paso Robles, muy cerca de San Diego.