Se está apagando “El grito”, de Edward Munch

 

Publicado el febrero 9, 2020

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Los investigadores de obras de arte no se dan tregua. Desde 2012, todo comenzó cuando especialistas detectaron que sectores de la pintura que Munch pintó en 1910, que originalmente eran amarillo anaranjadas, hoy día se han vuelto de un color blanco marfil.

Ni cortos ni perezosos sometieron a “El grito” a un riguroso estudio con tecnología de punta que incluye el análisis bajo los rayos X, laser  e incluso un microscopio electrónico de alta potencia.

Es bien conocido el comportamiento de los amarillos en base a cromo de Vincent van Gogh que se han ido amarronando o sus púrpuras que se han ido transformando en azules. Esto ha provocado que el mundo del arte esté recurriendo a los laboratorios para comprender el comportamiento de las pinturas y pigmentos utilizados a fines del siglo XIX y principios del XX.

Uno de los detalles que surge del estudio de “El grito” es la aparición en la superficie de la pintura de un conjunto de “estalagmitas” reveladas por la fotografía realizada por un microscopio.