Sigue la controversia: «Duchamps robó el urinal que dio lugar al nacimiento del conceptualismo

 

Publicado el noviembre 3, 2014

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

duch fontaine blogLa duda de que Marcel Duchamp haya robado «La fuente» la obra que le ha dado fama internacional, a la poetisa alemana la baronesa Elsa von Freytag-Loringhoven, hecho que sistemáticamente ha sido rechazado por el mundo del arte.
Investigaciones recientes señalan que el artista no ejecutó esa obra ni que la presentó y fuera rechazada en la Sociedad de Artistas Independientes de Nueva York en 1917 . Esta nueva versión de los hechos intenta desmentir la historia que se ha forjado alrededor de la pieza «Comprada en por Duchamps los JL Mott Iron Works en Nueva York y que lo firmó R. Mutt presentándolo a la Sociedad como Trevi».
Los investigadores han demostrado que esa pieza no pudo haber sido comprada en esa empresa pues ellos no vendieron nunca ese modelo. A esto se suma una carta enviada por el artista a su hermana en 1917 -dos días después que fuera rechazada la pieza- que recién se conoció en 1983, donde escribe «una de mis amigas, bajo un seudónimo masculino, Richard Mutt, envió un urinario de porcelana como una escultura».
La historia de Elsa es apasionante hasta el final de sus días en 1927. Duchamps, comenzó a asumir su autoría alrededor de los ´50, a partir de lo cual comenzó a tejerse ese supuesto mito que dio lugar a toda una rama del arte.
¿Habrá un final para toda esta historia que destrone a Marcel Duchamps como precursor del informalismo?