«The Monuments Men»: de una película a la realidad

 

Publicado el agosto 14, 2022

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

La película «The Monuments Men», protagonizada en 1954 por George Clooney, en la que un grupo de soldados norteamericanos se dedicaba a encontrar y proteger gran parte de las obras de arte saqueadas por los nazis en todo el mundo, no hizo más que reproducir la acción real de 345 personas, entre hombres y mujeres que llevaron a cabo esa tarea en la Segunda Guerra Mundial y en un período que abarcó entre 1943 y 1951.

Dado el grado de conflictividad que se está viviendo en gran parte del mundo, especialmente en regiones en los que se han desarrollado importantes actividades culturales y cuyo patrimonio es necesario preservar, amenazadas por las acciones bélicas que se desarrollan en esos territorios, es que se está llevando a cabo una fuerza militar especializada que permita actuar en salvaguarda de esos signos culturales.

Los especialistas formarán parte del Comando de Asuntos Civiles y Operaciones Psicológicas del Ejército, que tiene su sede en Fort Bragg, Carolina del Norte, como reservistas y no se desplegarán a tiempo completo, sino que se unirán a las unidades militares según sea necesario. Eso podría implicar el trabajo en zonas de guerra donde los miembros del equipo podrían ser atacados. De ahí la formación militar.

Seis de las 21 personas en la clase actual de Oficiales de Monumentos del Ejército, incluyen dos nuevos oficiales designados directamente. Otros nueve participantes ya estaban en la Reserva del Ejército cuando se inscribieron en el entrenamiento y se transfirieron al mando o están en proceso; los últimos seis son oficiales de protección de bienes culturales internacionales dentro de sus ejércitos nacionales, y se incluyen  algunos representantes de otras fuerzas armadas extranjeras.
Una vez que estén en el campo, los oficiales no buscarán directamente las obras de arte perdidas, sino que servirán como un conjunto de enlaces académicos para los comandantes militares y las autoridades locales. Pueden desaconsejar un ataque aéreo en un sitio determinado, por ejemplo, o sugerir un intento de prevenir el saqueo en un área donde ha comenzado la lucha terrestre
Este cuerpo es sometido a una capacitación intensiva que incluye cursos de primeros auxilios y documentación forense, preparación para emergencias y los aspectos prácticos de la conservación en zonas de guerra: cómo secar, manipular y rescatar artículos dañados.